INNOVACIÓN AL DÍA

Un mapa geomórfico permite saber cómo se formó Atapuerca

JUEVES, 22 DE FEBRERO DE 2018  
Un mapa geomórfico permite saber cómo se formó Atapuerca
27-JULIO-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Lara P. Segura
@larainnovaspain

Dos investigadores del Centro Nacional de la Evolución Humana (CENIEH) han creado un mapa geomorfológico de la Sierra de Atapuerca. El plano, que cubre 207 km2, contiene información sobre el sustrato geológico, y sobre las formas del terreno que han definido la evolución del relieve en esta zona durante el periodo Cuaternario, hace unos dos millones de años.

Aunque hay versiones anteriores, “este es el primer mapa de la Sierra de Atapuerca que se hace basado en datos LiDAR” ha explicado en declaraciones para este medio, Alfonso Benito-Calvo, uno de los dos investigadores que han trabajado en la creación del mapa. Los datos LiDAR son datos topográficos tridimensionales tomados mediante sensores laser montados en aviones. Los que han usado para este mapa corresponden al Plan PNOA, desarrollado por el Instituto Geográfico Nacional, en colaboración con las comunidades autónomas. El mapa se basa en el estudio de las formas del terreno que se observan a través de estos datos y contrastadas mediante trabajo de campo.

La Sierra de Atapuerca, cuyo complejo arqueológico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2000, se caracteriza por una serie de cavidades, que se alternan con zonas al aire libre. En ella se han encontrado restos de Homo sp. Homo antecessor, Homo heidelbergensis y Homo sapiens, y animales como el tigre dientes de sable y el rinoceronte etrusco que datan de hace miles de años. “Tanto la formación como la preservación de los asentamientos de la Sierra de Atapuerca están determinados por el funcionamiento de  un sistema fluvio-kárstico a lo largo del Cuaternario. Especialmente dos morfologías fundamentales han favorecido la formación de los yacimientos: terrazas fluviales y cuevas, ambas formadas por la acción y erosión que provocó el río Arlazón a lo largo del Cuaternario” explica el investigador

El objetivo de crear este mapa era “conocer cómo ha ido cambiando el relieve y por qué, con la finalidad de reconstruir como era el paisaje en cada momento”. El mapa recoge la formación de los valles, que se desarrolló en 14 etapas, y las cuevas, que pueden alcanzar decenas de metros de profundidad y en su mayoría están abiertas al exterior. Gracias al estudio se ha descubierto que estas formas características de la zona corresponden principalmente a niveles de erosión formados durante el Neógeno (hace entre 23 y 2,5 millones de años), cuando la cuenca del Duero estaba cerrada y todavía no desembocaba en el océano Atlántico.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]