INNOVACIÓN AL DÍA

FuckUpNights Madrid. Lecciones para emprender que nacieron del fracaso

LUNES, 19 DE FEBRERO DE 2018  
FuckUpNights Madrid. Lecciones para emprender que nacieron del fracaso
17-SEPTIEMBRE-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Julio Huete
@jhinnovaspain

David Nath, Foodinthebox: “Si volviese a empezar no delegaría en empresas externas, lo haría todo 100% con un socio”

Iñaki Arrola, Cohes.com: “Cualquier creador de una startup sabe más que un inversor”

Jordi Díaz, TripMenu: “Hacer caso a los análisis de mercado me llevó al fracaso”

FuckUpNights se dio cita ayer en Madrid por séptima vez de la mano de Fangaloka Innovation & Talent, la red que aporta espacios de coworking, acceso a financiación y contactos con el entorno emprendedor. Un encuentro que pone sobre la mesa cuestiones poco habituales y en el que participaron Iñaki Arrola (Coches.com), David Nath (Foodinthebox) y Jordi Díaz (TripMenu), hoy con proyectos bien posicionados, pero que hicieron del fracaso una enseñanza.

El primero en servirse de este particular diván emprendedor fue Iñaki Arrola, para quien la principales dificultades a las que se enfrentó en sus inicios tuvieron que ver con no rodearse de un equipo técnico, junto a “los problemas de conocimiento de Internet y la captación de usuarios”. Y todo un clásico: la financiación. “Los inversores no saben tanto, cualquier creador de una startup sabe más que el inversor. Hay que potenciar a los que trabajan por el cliente”. En cuanto al factor humano, explicó que “no hay nada peor que tener trabajadores que no lo hacen bien, así que no hay que tener prisa por contratar”. Cree que un “pecado español” habitual es el miedo a arriesgarse y la escasa capacidad para probar suerte. “Las cosas hay que intentarlas”. “Nos obsesionamos por ganar dinero y no por dar un buen servicio al cliente; deberíamos hacer lo que nosotros querríamos recibir como usuarios”.

Sentencias del tipo “no hagáis como yo” o “si volviese atrás” han planeado durante las tres intervenciones. David Nath, de 24 años, se puso la chaqueta de freelance a los 16 años y a los 18 vio la luz su primer proyecto. Subrayó la importancia de “tener buena visión”. Reconoció que uno de sus principales errores fue “no darle la suficiente participación a mi equipo en la startup” al igual que delegar en empresas externas. “Si volviese a empezar lo haría 100% con un socio”. Se lamentó también de “no poder sacar jugo a los mentores”, ya que “ni siquiera eran expertos en mi sector”. Aconsejó aprovechar el tiempo y “no crear algo que sea absolutamente novedoso porque provocará desconfianza”. Para Nath, “emprender es sinónimo de pasarlo bien”.

Jordi Díaz, fundador de TripMenu, comenzó en 2011 y destacó cuatro errores en su camino: “Hacer caso a los análisis de mercado y a los consultores me llevó al fracaso”, al igual que “descuidar el tema comercial, ir a ver a los inversores demasiado pronto y contratar quizá demasiado rápido”. En esta línea, recomendó “conocer al cliente y que el desarrollo siga a las ventas” como claves para triunfar. En coincidencia con David Nath, destacó que “lo más valioso en una startup es el tiempo”, ya que “en dos meses puede dejar de existir; es un mundo de incertidumbre”. Actualmente, su modelo de negocio ha dado un giro y hoy es “100% móvil de captación y fidelización de clientes, porque lo importante es estar con la gente antes que cualquier otro paso”. 

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]