INNOVACIÓN AL DÍA

La Universidad de Huelva consigue abaratar y simplificar las pilas de hidrógeno

VIERNES, 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
La Universidad de Huelva consigue abaratar y simplificar las pilas de hidrógeno
29-SEPTIEMBRE-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Lara P. Segura
@larainnovaspain

Investigadores de la Universidad de Huelva han mejorado algunos de los componentes que forman parte de las pilas de combustible, también llamadas pilas de hidrógeno, para obtener un modelo más sencillo, ligero, económico y con más prestaciones que los que se comercializan en el mercado.

El objetivo de esta investigación es, según sus autores, poner en manos de la industria española la información necesaria para que esta tecnología pueda aplicarse al campo de la automoción sin depender de otros países, como Japón o Corea del Sur. “Hasta ahora, esta tecnología no estaba a disposición del gran público sino que cada empresa tenía la suya propia”, ha declarado José Manuel Andújar, profesor de la Universidad de Huelva y responsable de este proyecto. “Nuestro objetivo es transferir conocimiento para que cualquier fábrica o laboratorio pueda construirla sin depender de países extranjeros”.

Las pilas de combustible son dispositivos electroquímicos que generan electricidad a partir de una reacción química entre el hidrógeno y el oxígeno. Para su funcionamiento, la pila necesita una serie de elementos que complican la tecnología, aumentan su peso y encarecen el producto final. 

Uno de estos componentes es el sistema de refrigeración que generalmente se realiza mediante la aplicación de algún líquido, pero ahora los investigadores han sustituido los líquidos por ventiladores de aire, lo que permite eliminar tuberías, válvulas y otros elementos. Esto simplifica el funcionamiento de la pila y la hace menos pesada. Además, este mismo aire se utiliza también como oxidante, es decir, el elemento necesario para que se produzca la reacción química en el interior de la batería.  

Según explica el investigador, “esto es ideal para aplicaciones de automoción, por ejemplo, ya que todos los vehículos tienen una rejilla de entrada de aire para refrigeración y otros usos”. “Lo normal es que sean circuitos separados pero hemos comprobado que, integrándolos en uno solo, la efectividad de la pila es, como mínimo, la misma –continúa-. Es otra mejora que facilita el montaje del dispositivo y abarata costes”.

A pesar de que es una tecnología en pleno desarrollo, el sector de la automoción está apostando por los coches movidos por pilas de hidrógeno en combinación con la electricidad. El investigador indica que “la diferencia entre un coche eléctrico y uno de hidrógeno es que el primero funciona con baterías que hay que cargar y que, por tanto, tiene una autonomía limitada, y el segundo se alimenta de un depósito de hidrógeno que va incorporado al vehículo, sustituyendo al actual de gasoil o gasolina”.

Otra característica distintiva, indica el responsable del proyecto, es que la pila de combustible no emite CO2, a diferencia del coche eléctrico que, dependiendo de la fuente utilizada para cargar las baterías, puede contaminar el medio ambiente. “Si la electricidad se ha generado en una central térmica, por ejemplo, se emiten gases de efecto invernadero –afirma Andújar-. En nuestro caso, el hidrógeno lo obtenemos a partir de agua, viento y sol con lo cual es totalmente ecológico”.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]