ACTUALIDAD

La ciencia no es ningún cuento, ¿o sí?

MIÉRCOLES, 21 DE FEBRERO DE 2018  



La ciencia no es ningún cuento, ¿o sí?
03-10-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Redacción Innovaspain
@Innovaspain

Un grupo de investigadores argentinos estudia la importancia de los relatos narrados a modo de cuento como herramienta para mejorar las clases de ciencias en la escuela. El fin último es saber en qué medida la natural predisposición humana a transformar la experiencia en relatos ayuda a comprender, por ejemplo, las epidemias, retener los datos y explicarlos.

Para estudiar el papel y la importancia de la historia narrada en la enseñanza, los investigadores eligen un tema que presenta múltiples aristas y diversos abordajes posibles. “Particularmente nos enfocamos en la enseñanza de un modelo complejo de salud que contempla las dimensiones sociales, económicas, políticas, físico químicas y biológicas, insertado en una perspectiva histórica, ambiental y cultural de la salud”, afirma Andrea Revel Chion, integrante del Grupo de Epistemología, Historia y Didáctica de las Ciencias Naturales (GEHyD) del Instituto CeFIEC de la Universidad de Buenos Aires, un colectivo dirigido por Agustín Adúriz-Bravo.

Los investigadores trabajan, por un lado, en la formación docente y, por otro, en la escuela media. “En el primer ámbito, perseguimos impactar en la formación de los futuros profesores de manera tal de que reconozcan a las narrativas como dispositivos potentes para la enseñanza de contenidos complejos –dice Revel Chion-. En el segundo caso, pretendemos identificar qué características deben tener las narrativas (muy especialmente nos interesa los contextos que deben considerar), las formas de transmitirlas y las intervenciones previas, durante el relato y a su finalización de manera tal de reconocer qué impactos (motivación, memorabilidad, acceso y manipulación de datos, construcción de explicaciones, etcétera) es posible ponderar”. “Investigamos, además, el lugar central que tiene la historia de la ciencia (entendida como disciplina académica) al aportar insumos para la construcción de las narrativas”, añade.

Los investigadores creen que abandonar la práctica de contar cuentos en el ámbito escolar, cosa que suele producirse al comienzo de la escuela primaria, no tiene justificaciones pedagógicas ni didácticas y sostienen que existe el prejuicio de creer que la práctica narrativa “infantiliza” y diluye la enseñanza produciendo hipotéticas pérdidas en el nivel académico.

A la hora de evaluar estas concepciones erróneas, Revel Chion es categórica: “radican fundamentalmente en un desconocimiento de los marcos teóricos que producen diferentes comunidades de didactas de las ciencias y de otros especialistas (lingüistas, epistemólogos, científicos cognitivos, investigadores en educación), que no solo reconocen su potencia en el nivel medio sino en el universitario, en el que identifican la presentación de casos complejos, vehiculizados en historias de la ciencia, como insumos ideales para la presentación y análisis de las problemáticas que exponen”. “El retorno de las narrativas en los diferentes niveles de formación puede contribuir sensiblemente a una educación científica de calidad”.

Fuente: nex.exactas.uba.ar

[Imagen: Agustín Adúriz Bravo y Andrea Revel Chion. Foto: Diana Martinez Llaser].

Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email


Comentar

CAPTCHA Image Reload Image
    

(*) Campos obligatorios

  



Agustín Adúriz Bravo y Andrea Revel Chion. Foto: Diana Martinez Llaser

© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]