ENTREVISTAS

Eugenio Marín, director de TechBA Europa en Madrid

JUEVES, 20 DE SEPTIEMBRE DE 2018  



Eugenio Marín, director de TechBA Europa en Madrid
26-10-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Pablo Garcinuño
@pgarcinuno

“Los aprendizajes empresariales más valiosos se obtienen de los propios fracasos”

Con más de 10 años de experiencia en la organización de liderazgo, Eugenio Marín es el CEO de TechBA Europa (Tecnología Business Accelerator) en Madrid. Se encarga de “promover con éxito el desarrollo de empresas tecnológicas mexicanas en mercados globales y, en particular, su vínculo con mercados europeos y latinoamericanos”, afirma. Prueba de este compromiso son las más de 220 compañías apoyadas a través de esta plataforma. “Y seguiremos estructurando programas específicos en nichos de alto valor donde se encuentren oportunidades de crecimiento, como lo son Tecnologías de la Información y Comunicaciones, Biotecnología y Ciencias de la Vida, Aeroespacial y Automotriz, entre otros”.

“Además de esto, junto a mi equipo de trabajo, nos enfocamos en el desarrollo de las empresas a través de procesos especializados de consultorías técnicas, de innovación y coaching empresarial de alto nivel apalancados en las redes que hemos ido construyendo a lo largo de los años”, afirma este graduado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “Mantener esa dinámica es una buena idea a la hora de conectar empresas con ecosistemas empresariales y acelerar su crecimiento e inserción en nuevos mercados”.

ADN emprendedor
Hay una serie de claves que, en opinión Marín, marcan el éxito o el fracaso de un proyecto empresarial. Es necesario, por ejemplo, “una correcta detección de necesidades a satisfacer en el mercado, vinculado a una oferta de valor clara y competitiva”. También apuesta por una “excelente complementación de funciones en el equipo directivo orientados a la ejecución para lograr resultados”, así como por el “aprendizaje continuo a través de mejores prácticas”. Se trata de “fracasar rápido y las veces necesarias en un ambiente lo más controlado posible para optimizar la salida a mercado con la mayor probabilidad de éxito”.

Validación de la escalabilidad del modelo de negocio; innovación y continua inversión en I+D; creación de una cartera de clientes sustentable y recurrente; entregar al cliente el mayor valor posible e invertir en lo que realmente generará un retorno medible para la compañía, son otros de las consejos apuntados por este licenciado en Ingeniería Mecánica.

Aún así, advierte de que “no existe una receta para el éxito empresarial”. Es cierto que “hay patrones que pueden extraerse de casos de éxito, pero los aprendizajes probablemente más valiosos se obtienen de los propios fracasos que inyectan en el ADN empresarial un conocimiento invaluable”. “La intuición del emprendedor mismo es un factor clave para el éxito; su tesón, persistencia y resistencia pueden lograr lo que ninguno de estos indicadores podría predecir”, añade.

España y México
Respecto a la relación empresarial entre los dos países, Eugenio Marín afirma que “se ha incrementado la presencia de compañías españolas en México”. Sin embargo, cree que estos emprendedores deben ser “mucho más realistas al conocer el mercado mexicano y su conexión íntimamente relacionada en la dinámica de Norteamérica, ya que no se puede subestimar su amplio potencial y complejidad”. Es verdad que “el idioma y las relaciones entre ambos países pueden ser una premisa de ventajas iniciales”, pero “rápidamente se transforma en una cortina de humo a la hora de enfrentarse a los procesos de desarrollo de negocios y de mercado”.

España puede aprender de “la capacidad de adaptabilidad de las empresas mexicanas al enfrentar nuevos retos” y su “creatividad para romper con ideas preestablecidas”. También los empresarios de México deben “entender las fortalezas de España en sus capacidades de posicionamiento en el mercado europeo y global a través de análisis propios de su mercado objetivo, validación de capacidades propias y fortalecimiento a través de alianzas comerciales o de desarrollo”. En cualquier caso, asegura que “el histórico empresarial” entre ambos países “es muy variado y, en algunas áreas, de mucho legado”.

En su opinión, América Latina debe “continuar estimulando los programas educativos en líneas STEM (Science, Technology, Engineering, and Mathematics) para el desarrollo de talento”. Otro de los retos que tiene esta región es el de “conectar ecosistemas empresariales locales con mejores prácticas globales que permitan el incremento de estándares productivos y con ello puedan insertarse de mejor manera con cadenas de mercado de mayor valor”. También considera necesario “homologar legislaciones con prácticas en Norteamérica y Europa que permitan abrir más las fronteras en temas de colaboración industrial, empresarial y de investigación”.

Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email


Comentar

CAPTCHA Image Reload Image
    

(*) Campos obligatorios

  



Eugenio Marín, director de TechBA Europa en Madrid

© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]