INNOVACIÓN AL DÍA

El CSIC colabora en el estudio europeo que evaluará los riesgos del fracking

DOMINGO, 18 DE FEBRERO DE 2018  
El CSIC colabora en el estudio europeo que evaluará los riesgos del fracking
23-NOVIEMBRE-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Juan Miguel Cobos
@jmc_innovaspain

El proyecto europeo FracRisk, enmarcado en Horizonte 2020, tiene como objetivo abordar las preocupaciones ambientales relacionadas con la fracturación hidráulica o “fracking”, como se conoce popularmente. El CSIC participa en este proyecto a través del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua.

La fracturación hidráulica o “fracking” es una técnica que posibilita o aumenta la extracción de gas y petróleo del subsuelo, empelando la inyección de grandes cantidades de agua o productos químicos para abrir la brecha. Esta técnica se realiza en pozos ya existentes y trata de abrir más canales de extracción para mejorar la misma. Esta técnica no es nueva, en 1947 se realizó la primera fracturación, sin embargo, en los últimos años se ha llevado a cabo de forma desmesurada y sin regulación provocando un gran rechazo social hacia esta técnica, como asegura para innovaspain.com Jesús Carreras, coordinador en España del proyecto FracRisk e investigador del CSIC en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, “parte del problema actual es que hay muy poca regulación, y la existente en España y en el resto de Europa es la Ley de hidrocarburos, una ley que se creó para la explotación de petróleo y se ha adaptado al fracking”. 

Desde FracRisk se pretenden aborda todas las preocupaciones ambientales relacionadas a este método de extracción con el fin de mejorar los conocimientos y ofrecer datos para poder elaborar una regulación común en toda la Unión Europea. La labor del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, dependiente del CSIC, será la de ofrecer simulaciones numéricas que muestran en el ordenador los procesos que tienen lugar cuando se inyecta a alta presión, “simulamos como se rompe la roca y como se transportan los contaminantes o como se pueden mezclar con el agua de los acuíferos subterráneos que llegan a la población”, añade Jesús Carrera. Según el coordinador del proyecto en España, estos modelos de simulación muestran con gran detalle todo lo que puede pasar y son muy útiles para dar las pautas de qué cosas se pueden y no se pueden hacer. Sin embargo, como asegura Jesús Carrera, esta solo es una parte pequeña de la problemática, pues ellos solo evalúan lo que pasa en el subsuelo, “se debe evaluar todo lo que se hace en la superficie, donde la industria trabaja con sustancias tóxicas […], realmente lo que contamina son los fluidos que se utilizan para hacer la fractura en la roca”.

El proyecto ampliará la base de conocimientos disponibles sobre el fracking, partiendo de la experiencia internacional, del conocimiento de los procesos de rotura de la roca, del transporte de contaminantes y de su modelación. Para ello, este proyecto prevé recopilar datos, desarrollar modelos, identificar y evaluar los impactos y riesgos de las diferentes técnicas de exploración y explotación del medio ambiente, y el establecimiento de las recomendaciones científicas para las mejores prácticas.

Los investigadores emplearán un enfoque repetitivo de modelación y técnicas de reducción de riesgo para identificar las actividades más peligrosas y definir la base científica sobre la que basar las regulaciones. El conocimiento desarrollado se validará con los datos disponibles, tanto en Estados Unidos como en Europa. FracRisk se desarrollará hasta junio de 2018 por un consorcio de más de una decena de instituciones académicas europeas coordinadas por la Universidad de Edimburgo.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]