INNOVACIÓN AL DÍA

En busca de la sostenibilidad en el tratamiento de aguas residuales

VIERNES, 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018  
En busca de la sostenibilidad en el tratamiento de aguas residuales
27-NOVIEMBRE-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Juan Miguel Cobos
@jmc_innovaspain

El grupo de ioelectrogénesis de la Universidad de Alcalá e IMDEA Agua investiga el uso de las Tecnologías  Electroquímicas Microbianas (MET, por sus siglas en inglés). El estudio de las MET se fundamenta en la capacidad de determinados microorganismos para relacionarse con materiales conductores de la electricidad a través de corrientes eléctricas. Mediante este proceso, los residuos se convierten en una fuente de alimentación para ciertas bacterias que son capaces de convertir la energía química en electricidad.

Una de las aplicaciones más interesantes de estas tecnologías se encuentra en el tratamiento de aguas residuales. En este sentido, el proyecto iMETland, enmarcado en el programa europeo Horizonte 2020 y coordinado por IMDEA Agua, tiene como objetivo construir y validar una aplicación a escala real de un dispositivo para el tratamiento de aguas residuales urbanas en pequeñas comunidades con un coste cero en energía al tiempo que se obtiene agua libre de patógenos apropiada para el riego. “Reducir el impacto de la contaminación sobre el ambiente que nos rodea requiere un efectivo tratamiento del agua residual”, afirma Abraham Esteve Núñez, profesor de la Universidad de Alcalá, investigador principal del grupo de Bioelectrogénesis y coordinador del Laboratorio de Biología de Aguas de IMDEA Agua.

Actualmente y desde hace más de cien años, el tratamiento de aguas se hace mediante microorganismos que eliminan los contaminantes. Sin embargo, este tratamiento supone un enorme gasto energético, por lo que se antoja necesario un cambio en la metodología de los tratamientos. Como asegura el profesor Abraham Esteve, “el cambio de paradigma supondría pasar de una tecnología consumidora de energía a otra productora, donde el agua residual se convierte en un recurso capaz de pagar su propio tratamiento”. El objetivo es lograr abaratar el proceso y disminuir el volumen de fangos, ayudando a mejorar la sostenibilidad en el tratamiento de aguas.

El proyecto iMETland lleva un paso adelante el concepto innovador de humedal bioelectrogénico planteado en proyectos anteriores. La mayor capacidad de depuración de este humedal se basa en la estimulación de bacterias electrogénicas (productoras de electricidad), mediante la presencia de un biomaterial conductor de la electricidad. La señal que las bacterias generan durante el tratamiento se puede utilizar para controlar el proceso e informar al operador mediante el empleo de TIC.

Según el coordinador del proyecto, transformar las plantas de agua residual requiere todavía mucho tiempo, pero se prevé que en los próximos tres años se ensaye esta tecnología a escala real en localizaciones con características diferentes:  Mediterráneo, el norte de Europa, América del Norte y Sudámerica. Tan sólo en España se calcula que existen unas dos millones de personas cuyas aguas no reciben el tratamiento adecuado. “Si pensamos en el impacto sobre la población de países como India, el beneficio ambiental y en términos de salubridad es incalculable […] El hecho de que nuestro país lidere este tipo de tecnologías muestra el valor de invertir en ciencia e innovación con el objeto de transferir el conocimiento y mejorar el mundo que nos rodea”, asegura el profesor Esteve Núñez.

 
Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email
© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]