ACTUALIDAD

Investigación y tecnología para mejorar la agricultura familiar campesina de Chile

DOMINGO, 25 DE FEBRERO DE 2018  



Investigación y tecnología para mejorar la agricultura familiar campesina de Chile
15-12-2015
0
 COMENTARIOS  
  
Redacción Innovaspain
@Innovaspain

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) de Chile ha mostrado a agricultores provenientes de diferentes lugares del país y técnicos del SAT ganadero la parcela de validación ubicada en la localidad de Palquico en la que se han establecido más de 20 especies forrajeras y cultivos ideales para suelos de secano.

Aquí se establecieron recursos forrajeros tales como ballicas, falaris, tréboles, lupinos, trigos, avenas y arvejas forrajeras, entre otros. Todos estas variedades han sido sembradas bajo las condiciones en que trabajan los agricultores, es decir, preparación de suelo con tracción animal. 

Esta parcela de validación, incluida dentro del Programa de Transferencia Tecnológica, se estableció pensando en determinar alternativas de recursos forrajeros que puedan ser usados por los agricultores para pastoreo, directo, entregárselo estabulado, guardar pasto o cultivos que producen grano para elaborar concentrados.

Se sembró una diversidad de especies que se podían adaptar de acuerdo a la cantidad de lluvia que cae en esta zona. Son especies que pueden responder bien a las condiciones de pluviometría que no supera los 300 mm anuales de agua. El criterio de elección ha sido precisamente que presentaran  menores requerimientos hídricos. 

La idea es que tanto los productores como técnicos y el público interesado puedan acceder a la información del paquete tecnológico asociado a esta parcela de validación: dónde conseguir la semilla, en qué condiciones se puede sembrar, qué fertilización aplicar, etc. Los estudios e investigaciones que posee el INIA de estas especies son muy completos y abarcan aspectos agronómicos hasta de las bondades y usos para la alimentación bovina, ovina y caprina, de cada una de las especies.

Distintos grados de adaptación
En la jornada de campo, el director regional del INIA La Cruz, Ernesto Cisternas, ha presentado esta iniciativa a los asistentes, junto a la ingeniero agrónomo Andrea Torres. La especialista en transferencia tecnológica Viviana Barahona ha entregado los antecedentes técnicos de cada una de las especies establecidas y el comportamiento que han tenido hasta ahora. “Nos llama la atención –dice la profesional- la persistencia y la adaptación que han tenido la mayoría de las especies forrajeras y cultivos establecidos en una geografía donde prevalece la aridez”. 

La mayoría de las especies han emergido y, tras una evaluación de vigor, algunas presentan excelente adaptación. Otras tienen una condición regular y las evaluaciones futuras determinarán si requieren mayor tiempo para establecerse o definitivamente no constituyen una opción para este territorio. Según Barahona, de INIA Raihuén, las especies que mejor se adaptaron fueron avena strigosa, arveja forrajera y ballica. “Debido a su precocidad, a los pocos días pudimos observar que se demoran poco en emerger y florecer”, ha añadido.

A juicio de la profesional, “es importante considerar un forraje suplementario para los momentos críticos ya que el resto del año los animales se alimentan en la pradera natural”. “Al mejorar la dieta podemos aumentar la cantidad de animales por hectárea”.

Facebook  Twitter  MySpace  LinkedIn  Meneame  del.icio.us  Google Bookmarks  RSS  Digg  email


Comentar

CAPTCHA Image Reload Image
    

(*) Campos obligatorios

  



Parcela experimental ubicada en la localidad de Palquico

© Novus Innovación Digital, S.L.
Innovaspain.com -@innovaspain- es el portal líder dedicado a la innovación española... [+]